Cuadros Imposibles II


Este es otro de los temas que teniéndolo todo para ser un buen cuadro, su realización se vuelve poco menos que imposible. Me gustaba mucho el contraste entre la fachada de el Teatro Real en una semi-penumbra, el termino medio con una fuerte iluminación, y el primer término con los turista sentados en el Café de el Real casi a contraluz.
Un par de intentos a color, aun con paleta muy reducida, solo sirvió para convencerme de que ese camino era imposible. Así volví a intentar lo que suelo hacer en estos casos; pintar con dos colores, uno para los tonos fríos, gris de Payne en este caso y otro para los cálidos, sombra tostada
Aunque se aleja de mi idea inicial, el resultado no me desagrada, ya que creo que tiene bastante fuerza. Después de dos versiones con el dibujo muy cuidado, esta la hice casi de memoria tratando de poner solo lo imprescindible, y sin preocuparme de que el dibujo fuese nada exacto.
Seguramente lo colgaré en la exposición de noviembre.

5 comentarios:

joshemari dijo...

Javier, me encanta este contraluz, hecho a dos colores. Has acertado de pleno!
Un abrazo, Joshemari

NoNo dijo...

Este apunte de memoria ha quedado fantástico, insinuado lo justo. El tema del color ya será cosa de seguir investigando y probando hasta que salga. A los visitantes de tu exposición les resultará muy interesante ver este tipo de trabajos.
Saludos!

Turner1775 dijo...

Hola NoNo,

Me alegro que te haya gustado.
Pintar varias veces lo mismo, puede parecer aburrido, pero tambien puede dar resultados intererantes.

Saludos
Javier Fuentes

Pedro Barahona dijo...

Un tema muy bien resuelto, a lo Manuel Plana. Me gusta mucho.

Turner1775 dijo...

Hola Pedro,

Gracias por tu comentario, sobre todo por que la comparación con Manuel Plana, es como si me dijeses que juego al tenis como Nadal.

El de Manuel Plana, fue uno de los primeros libros de acuarela que leí. Me sirvió para dos cosas. Para saber que lo que yo hacía por aquella época poco tenía que ver con la acuarela, y para quedar enganchado para siempre.

Saludos